Header banner

Leopoldo Tabares de Nava y Marín: arquitecto

Leopoldo Tabares de Nava y Marín: arquitecto

Estuvimos charlando con Leopoldo Tabares de Nava y Marín un gran arquitecto de Tenerife

 

Lo más importante para ver en Tenerife es…

Desde el aire contemplar toda la isla con el pico del Teide apuntando al cielo, y poder divisar desde él el resto de las islas.

 

 

¿Qué destacarías de la gastronomía de la Isla?

La leche de cabra y sus derivados, especialmente los quesos, las variedades de papas y pescados y los postres antiguos, como los huevos moles, huevos hilados, bienmesabe o bombón gigante.

 

Un restaurante en Tenerife…

En Tenerife no existe un restaurante “estrella”. Hay muy buenos en cualquiera de las categorías, pero ninguno que destaque sobre los demás. Un buen guachinche puede sorprender gratamente.

 

“El turista cuando llega en avión o en barco, nada más bajarse debe encontrar un lugar pulcro hasta llegar a su lugar de estancia”

 

¿Alguna idea para potenciar el turismo?

Entiendo que potenciar el turismo actualmente debe ser para beneficiar la conservación y mejora del medio ambiente, que es nuestra gran riqueza, única en el mundo, de lo cual nos damos cuenta cuando salimos de aquí y comparamos, y que, por tanto, debe ser una labor conjunta de todos los tinerfeños.

También debe ser potenciado el turismo con el fin de que los beneficios sean repartidos en el conjunto de la población, para lo cual, se debe conseguir implantar un desarrollo turístico mixto integrado por la ya existente oferta de turismo hotelero de calidad y terminar de imbricar sabiamente en el sistema la oferta de turismo vacacional, repartido en toda la isla.

 

“Tenemos fama de gente acogedora y amable con ellos. Esto no se debe perder, sino que debe ser incluso, y en lo posible, mejorado día a día”

 

¿Qué crees que se podría mejorar de la Isla?

Si es con relación al turismo, creo que hay tres básicas:

Una, es ir mejorando cada vez más el trato al turista. Tenemos fama de gente acogedora y amable con ellos. Esto no se debe perder, sino que debe ser incluso, y en lo posible, mejorado día a día. Ser cada vez más respetuosos y amables con ellos y que se sientan seguros y acogidos deben ser comportamientos que nos salgan de dentro. Debemos agradecerles siempre el haber elegido esta isla para venir a disfrutarla y el esfuerzo económico que ello les supone y demostrarles por ello nuestro orgullo. Una cuestión en la que no aprobamos el examen es en los idiomas, para poder relacionarnos la mayoría posible con ellos, y para ello debemos esforzarnos todos.

La segunda es la salubridad en general. El turista cuando llega en avión o en barco, nada más bajarse debe encontrar un lugar pulcro hasta llegar a su lugar de estancia, en donde ésta también debe reinar y que puedan apreciarla durante sus excursiones por la isla. Por ello, debemos concienciarnos de ir mejorando en la limpieza de todos los rincones de la isla, especialmente, los aeropuertos, el puerto, todos los márgenes de las carreteras, en este caso, mimando mucho el paisaje que desde ellas se divisa, nuestros pueblos y ciudades, nuestros espacios protegidos, playas y además y con gran escrupulosidad, sus lugares de estancia y de alimentación.

Y la tercera es la seguridad, que nunca debemos dejar de vigilarla, para continuar disfrutando de este “espacio seguro” para residentes y turistas.

 

Ese rincón de la Isla que te fascina y es poco conocido…

Un baño en el mar viendo la ola chocar con las rocas negras; Las Cañadas por la noche a la vera del Teide observando el cielo; caminar Anaga y contemplar desde una cueva el Pico del Inglés; los Acantilados de los Gigantes, al pie de ellos; Arico el Nuevo, el pueblo y su territorio, la Plaza del Adelantado en La Laguna mirando hacia la calle del Agua y luego dar una vuelta por sus calles; y tantos otros…

Sobre el autor

Artículos relacionados

Deje un comentario